viernes, 24 de diciembre de 2010

Felices nuestras fiestas

Y esta noche recordaré al hombre elástico que se estiró hasta morir antes de que empezara enero. Al samurai rojo que pedacito a pedacito perdió su armadura entre un 24 y el siguiente. A la consola que me hizo perder el interés en salir a la calle y que hace unos años ya heredé aburrido de perder en los mismos juegos. A mi adorado Stripped que ya no suena tanto como antes, culpa de ese discman viejo y destartalado. También recordaré amargado a la Barbie pelos largos y faldas cortas que siempre quise y que por miedo a incentivar mis rarezas no me dieron. Y entre tanta añoranza y carcajada me vendrás a la mente, mi boytoy príncipe de la pelos largos y faldas cortas, que a pesar de eso me elegiste a mí, el pelos cortos y pantalones raídos. Me vendrás a la mente como el mejor de todas las Navidades, el mejor de todos mis años.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Carta a La Nación

Este fin de semana no me pude acabar mis galleticas con chispas de chocolate y casi me atraganto con mi vaso de leche caliente bañada en “masmelitos”. Resulta que voy pasando canales y me estacioné en el número 7, no para tirarme “El Chinamo”, sino más bien para comprobar si el Porcionzón sigue vivo. Pero oh sorpresa la mía (no la del Porcionzón) cuando el espacio famosísimo del Chinaoke se lo dedican a mi querido, lamentablemente no conocido, Ricky Martin. La tortura de dos minutos empezó ahí.

Se preguntarán por qué tortura. No, no es porque me cuesta seguir la letra del karaoke y cantar afinado al mismo tiempo, déjenme y les cuento. Me llamo David, tengo 21 años, soy estudiante de periodismo en la Universidad de Costa Rica y presentador del programa Música por Inclusión del Canal 15 de la misma institución, y mi parte favorita de decir cuando me presento: soy homosexual. Exacto, igualitico que el homenajeado del Chinaoke del viernes 17 de este mes.

Aparentemente para los creadores de tan chabacano espacio, el cantante y el resto de nosotros somos un chiste, nuestra supuesta forma de ser y de interactuar es motivo de risa y el hecho de decir abiertamente que tenemos una orientación sexual diferente sólo puede significar escándalo y espanto. ¡Oh Costa Rica!
Y oh pueblo más confuso, digo yo, que cuando no somos invisibles somos chiste, póngase de acuerdo Costa Rica, pero sobre todo póngase serio y póngase a investigar. Porque por lo menos yo no me siento invisible, mi familia y mi novio me ven, me tocan y me aman. Por lo menos yo no me siento chiste, no ando disfrazado de vaquero ni de policía en tacones en media Avenida Central. Ni invisible ni chiste, pero sí un orgulloso homosexual no tan orgulloso de mi país.

¡Ah! ¿Sabían que este fin de semana también se acabó la política discriminatoria hacia homosexuales y bisexuales en el ejército estadounidense? Yo quería celebrar y el Chinaoke de Teletica me amargó la fiesta.

martes, 7 de diciembre de 2010

The war

El plan es el siguiente, los dos nos limpiamos las heridas y nos ponemos las botas. Tiempo de entrenar ya no tuvimos, tiempo para pensar ya no lo necesitamos y el tiempo que nos queda lo voy a empacar. En ese bolso llevo 3 o 4 camisetas, mis libros y los tuyos, cuchillos para defendernos y no para matar y una manta que nos cubra en el momento de nuestra muerte. Con este frío hasta los muertos tiemblan. Tiemblo yo ahora, tengo miedo pero no te lo voy a decir, saco el cuchillo con la izquierda y me agarro de la tuya con mi derecha. Otra vez el temblor. Puta. ¿Estás listo? Yo tampoco. Se fue el temblor. Peleo por mí. Mato por ti. Saco la manta. La elevas al cielo y dejas que baile. Es la señal de victoria.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Un buen día

Yo no odio el norte. Y un bien día ellos no serán norte y yo no seré sur.

Yo conozco colores y sabores. Y un buen día ya nadie los verá y todos los probarán.

Yo amo a un hombre. Y un buen día se escribirá de eso, pero en los libros de Sociales. De primaria.

Ella está equivocada. Y un buen día estos 4 años se acabarán.

Yo soy un vicioso. Y un buen día las hamburguesas no engordarán ni los cigarros matarán.

Yo era corto. Yo era enano. Yo era medio. Y un buen día llegaste tú.

Hay días malos, pero un buen día, un buen día ya esos no importarán.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Trophy wife

Yo podría aprender a cocinar. Yo te podría armar sanguches de tamaños vulgares y cocinarte pedazos de carne crudos y rosados, yo podría inventar una nueva sopa con un sabor inexplicable y tú podrías decirme que me quedó rica con esa risilla y con esos ojillos chinillos que sí son sinceros y me dicen ay mi amor mejor pedíte una pizza. Yo podría escribir una novela tras otra mientras te espero de madrugada, tú podrías llegar y no decirme ni una palabra porque mueres de cansancio y yo podría acostarme a tu lado y pasar mis dedos largos por tu espalda hasta que te duermas. Yo podría pasar las pocas horas que quedan de la madrugada viéndote dormir y contándote mi día, te podría contar mientras duermes que choqué el carro camino al super, te podría contar que mi mami vino de visita y me enseño a preparar fresco de cas, te podría contar de la película que quiero ver el fin de semana y tú podrías seguir durmiendo mientras yo hablo y paso mis dedos largos por tu espalda. Tú podrías llegar un poquito tarde al trabajo al día siguiente y los dos podríamos hacer el amor como dos locos en las primeras horas de la mañana. Yo podría inventar otro sabor de sopa ese día y esperarte con ella, calientita la sopa y calientito yo. Yo podría ser tu hogar y tú ser el mío. Tú vas a tener que tragarte mi sopa sin chistar.

domingo, 31 de octubre de 2010

lovemakinglove

Hacerte el amor es como dar a luz. O como dar la vida por un amigo. Hacerte el amor es como darle la vuelta al mundo o como tener 40 y sentirse de 20. Hacerte el amor, mi amor, es como caminar en la luna y como ser león y sentirse rey. Como sostener el corazón de alguien en la mano y como escribir mi biblia es hacerte el amor. Hacerte el amor es mi maravilloso y mi increíble, mi hito y mi parteaguas es hacerte el amor.

lunes, 18 de octubre de 2010

Luto

Que duro fue. No lo veía venir. Era tan joven, lleno de vida y con un futuro, uff. Tenía los padecimientos normales, un dolorcillo por acá, una molestia que sube y que baja por allá, pero nada más, por lo menos yo lo veía vigoroso y poderoso, con todo y que le faltaba crecer, que pecao’.

Pero se nos fue de golpe, así jovencito y en la flor de la vida, ay las lloradas que me he dado. Enterrarlo fue lo peor, yo no podía dejarlo ir, grité, me desesperé, me enojé y en mi propio luto lo traté de despertar pero ya hasta frío estaba, entre blanco y morado y ya despedía ese olor a muerto, a muerto y a mierda.

Lo que más me duele es el recuerdo, fue maravilloso mientras estuvo entre nosotros. No no, lo que más duele es que no sé si me lo mataron o si yo lo maté, creo que nadie lo sabe. Pero no, definitivamente lo que más me duele es esto, lo que más me duele es escribir la esquela.

Me voy a quitar esta ropa negra, se le está pegando el olor a muerto.

miércoles, 6 de octubre de 2010

La maldición del narciso

Desde siempre ha estado a mi lado, no se ahogó. Se queja conmigo de su historia y yo le cuento de mis travesuras. Su compañía siempre me resultó reconfortante, me hace sentir que hay dos como yo en el mundo y que así será por el resto de los días.

Pero ahora lo desprecio. Sin que yo me diera cuenta se me metió en el cerebro y me carcomió la visión y el pensamiento y el habla, me posee.

Me engañó, no soy grandioso. Me engañó, mis ideas son mediocres. Me engañó, sí los necesito, en especial a él.

Y nos condenamos mutuamente. Él se acostumbro a mentirme y yo a creerle. No tenemos más nada, él los despreció a todos, y a mí, a mí él se me fue.

Solos y engañados, uno al lado del otro, mi acompañante y yo nos dormimos todas las noches llorando.

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Lo que nos queda

Tienes que inventar una historia. Diles que nos cansamos de nuestras cuatro paredes blancas, que viajamos por el mundo. Que nos embriagamos en el mar y que te hice el amor en la montaña más fría de todas las montañas y que vivimos en los árboles y hablamos con las serpientes, las que nos acompañan todavía. Cuéntales que nos cansamos y que las cuatro paredes de colores donde nacieron tus hijos las hicimos los dos, pedazo por pedazo. Diles que ella nos visita de vez en cuando y que en cambio a él no lo vemos en años, que prefiere vivir solo y que en eso es igual a mí. Diles que conservamos algunos amigos pero los dejamos de visitar, principalmente porque yo no quiero que me vean arrugado, y a ti, a ti sinceramente nunca te cayeron bien. Cuéntales que yo ahora me pinto el pelo color negro sombra y que a ti las canas nunca te alcanzaron. Que el dolor de mi rodilla ya casi no me deja caminar y que tú ya no ves, sólo un poco de largo y sólo a mí de cerca. Diles que por eso ya casi no nos levantamos de esta cama, que amanecemos y vemos caer la tarde en el mismo lugar. Pero cuéntales también que al anochecer tú ya no necesitas los ojos y a mí el dolor de rodilla se me olvida. Y por favor diles que yo todavía me río de tus chistes, y que tú, al fin, me conoces completamente. Tienes que inventar una historia. Sólo así viviremos para siempre.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Periodismo Interpretativo

La Chispa Adecuada

El martes 10 de agosto la Sala Constitucional frenó la realización de un referendo que determinaría si las uniones homosexuales serían legales en Costa Rica o no. El hecho constituye un logro en la reivindicación de los derechos de los homosexuales costarricenses. Y quizás el primer capítulo de una nueva historia.
__________________________________________________________________
A los 17 años se abre un mundo de posibilidades y comienzan a invadir los miedos. El inicio de una carrera profesional, el goce de esas primeras relaciones serias, la primera carga fuerte de responsabilidades y deberes ciudadanos y ese primer vistazo a la realidad adulta: todas las primeras veces que asustan a cualquiera. Pero tener 17 años hoy no es lo mismo que tener 17 años en la década del 80 por ejemplo, el cambio se hace evidente cuando escuchamos a Esteban: “yo me siento seguro de darle la mano a mi novio en la calle, con eso no hay problema”. Esteban es un joven de 17 costarricense y homosexual que camina por las calles de la mano de su novio. Negar que las cosas cambian y han cambiado ya parece una estrategia inútil.
El pasado martes 10 de agosto la comunidad sexualmente diversa del país celebró la decisión de la Sala Constitucional de acoger el recurso de amparo que semanas atrás Esteban Quirós -abogado de 32 años- había sometido argumentando que el tema de uniones gais no es materia electoral sino de derechos humanos; así se detuvo la realización de un referendo que determinaría la aprobación del proyecto de Unión Civil entre personas del mismo sexo.
Pero más que el sentimiento de celebración el que invadió fue el de reivindicación. La lucha de los ciudadanos homosexuales por el reconocimiento del resto de costarricenses no es nada nuevo. Para ellos. Sin embargo hoy se debate, se discute, se argumenta y se comenta sobre el futuro de esta comunidad en nuestro país, hoy la comunidad homosexual deja de ser invisible y al igual que Esteban se prepara para una nueva etapa. Con más y mejores armas.
El peso de la historia
La lucha formal por el reconocimiento legal de las parejas homosexuales se puede ubicar en el año 2005, cuando el Movimiento Diversidad de la mano de algunos diputados daba los primeros pasos al acercarse a la Asamblea Legislativa con las primeras propuestas de ley. Desde entonces políticos, activistas, religiosos y la población en general han discutido sobre el tema. El camino de estos proyectos ha sido tortuoso e infructífero, cargado de prejuicios y sobre todo falta de información.
El modelo de costarricense que rechaza lo diferente ha salido a relucir durante todo el proceso, sin embargo Monserrat Sagot, doctora en sociología, explica que Costa Rica como sociedad es históricamente discriminatoria y no sólo con la comunidad sexualmente diversa: “nuestra sociedad, aunque en términos ideológicos se dice progresista, la verdad es que es tremendamente conservadora, además es discriminadora de cualquier grupo que no se parezca a ese ideal imaginado del costarricense y la costarricense”.
Ese “ideal imaginado” realmente no es tan imaginado. Desde la concepción del Estado de Costa Rica los homosexuales llevan las de perder: el Código de Familia define el matrimonio como la base de la sociedad y a su vez lo reserva exclusivamente para la unión entre un hombre y una mujer, ignorando por completo la gama de orientaciones sexuales que conviven en el mundo. De alguna manera el dogma religioso se traduce en leyes reproducidas por el Estado, Estado que debe velar por el bienestar de todos sus ciudadanos, creyentes religiosos o no.
Inclusive Sagot cuestiona el sistema democrático en el que vivimos recordando uno de los episodios más negros de la política costarricense: “esta es una sociedad que se ha atrevido a realizar redadas y detenciones de las personas homosexuales simplemente por miedo, cuando se desató la epidemia del SIDA lo que se desató realmente fue una persecución”.
Desde aquellos días los estudios científicos han avanzado tremendamente, hoy la población homosexual se encuentra desligada del estigma de únicos portadores del virus del VIH y la comunidad médica ha declarado que una orientación sexual diferente a la heterosexual no es indicador de ninguna enfermedad o perversión.
A pesar de todo el daño ya está hecho, de acuerdo con Sagot tienen que cambiar muchas condiciones culturales, sociales y políticas para que un grupo históricamente discriminado emerja como un grupo ciudadano, en este caso la Dra. argumenta que el proceso en nuestro país es muy incipiente y que el debate por el referendo significó “un momento unificador, pero no necesariamente estos momentos unificadores hacen que a partir de ahora todo el mundo sea ‘hermanitico’ o ‘igualitico’ (…) se ganó una visibilidad relativa y se empieza a construir un discurso alrededor de los derechos de la población sexualmente diversa, pero si el referendo se hubiera dado yo estoy segura que se hubiera perdido aplastantemente”.
Del bar a la pantalla
“Bueno los ‘bares de ambiente’ tienen una ventaja, son un espacio relativamente seguro donde nos podemos encontrar, pero la desventaja es que son un clóset grandote” comenta Viviana Rovira, psicóloga e investigadora en temas diversidad sexual, mientras reflexiona sobre el espacio marginado en el que se ha desarrollado la historia homosexual costarricense.
Una de las desventajas más claras de esta concepción de Estado estrictamente heterosexual es la falta de espacios públicos en los cuales las personas sexualmente diversas puedan socializar, participar política y culturalmente y demandar derechos. Como consecuencia se crea una imagen única del homosexual: “si pensamos en homosexuales en el contexto de esta sociedad patriarcal pensamos únicamente en hombres, de alguna manera hay una invisibilización de las mujeres lesbianas. De ahí pasamos a un montón de estereotipos de cómo deben ser los hombres homosexuales: afeminados, alejados de la masculinidad hegemónica y con ideales de juventud y belleza muy particulares” explica Rovira.
Al menos eso es lo se ve en la tele. Ya se ha demostrado en numerosas ocasiones el poder que ejercen los medios de comunicación sobre sus audiencias y sobre todo su poder de legitimar determinado grupo o tema, al fin y al cabo los medios constituyen en ocasiones la única ventana a realidades ajenas a la propia. Así conforme a Dorde Cuvardic, investigador y analista del discurso, el retrato de la población sexualmente diversa no ha sido el apropiado: “Por lo general los medios retratan a los grupos minoritarios del país desde la invisibilización o aniquilación simbólica, y cuando los representan lo hacen desde el estereotipo”.
Por supuesto hay momentos positivos de visibilización homosexual en Costa Rica: la creación del Movimiento Diversidad tres gobiernos atrás con el fin de sensibilizar a los gobernantes en torno al respeto a las diversidades y su incidencia política y pública desde entonces, o por ejemplo el boom de literatura y poesía explícitamente gay-lésbica en la década del 90. Pero, ¿de qué se acuerda la gente?
La gente se acuerda de temas que de alguna u otra manera le afecten. Con la discusión sobre el referendo la abogada Alexandra Loría, su principal propulsora, argumentaba que la legalización de las uniones homosexuales dañaría profundamente a la familia costarricense. En este punto y con argumentos como estos sobre la mesa el tema ya era de interés nacional y desencadenó una discusión constante en los principales medios de comunicación del país.
“Nadie sabe para quién trabaja, justamente con esta discusión el tema se visibiliza a gran escala. Pero lo más importante es que el tema ya no se trata por el elemento rareza sino que vemos al compañero de trabajo, a los hijos y a la vecina exigiendo derechos”. Para Rovira la visibilización que experimentaron los homosexuales en esos meses de debate fue mayoritariamente positiva, no sólo permitió que rostros cotidianos aparecieran en televisión y escribieran en el periódico sino que también impulsó a la comunidad a organizarse y a fijarse un norte común.
La unión que hizo la fuerza
“Estamos trabajando en varias áreas: estamos en coordinación con las demás organizaciones de derechos humanos, por otro lado estructurando una campaña por la igualdad, también nos queremos acercar a los diputados y discutir con ellos sobre el tema (…) además la idea es analizar los proyectos de ley y promover el más adecuado para proteger los derechos de la comunidad” explica Enrique Sánchez, vocero de la organización Ciudadanía por los Derechos Humanos. O como ya sus miembros la llaman cariñosamente CDH.
El grupo que ahora cuenta con más de 60 miembros distribuidos en diferentes comisiones inició en las redes sociales de la web. Los primeros participantes usualmente compartían opiniones y debatían a través de estas redes, para cuando se anunció la posibilidad del referendo decidieron organizarse y promover un cambio real en materia de derechos humanos.
Los miembros del CDH se dieron cuenta de que el poder de convocatoria en pro de los derechos de los homosexuales sí existe y que con un activismo estratega los resultados no se hacen esperar. Así lo cuenta Sánchez: “Encontramos un área con potencial de trabajo y esa era la legal. Con ayuda de abogados y en refuerzo al recurso de amparo que presentó Esteban Quirós preparamos un machote de coadyuvancia y lo pusimos a disposición de la gente en nuestra página web”.
En términos legales una coadyuvancia vela por los intereses legítimos de su postulante y del primer recurso de amparo al que se adhiere, en este caso al presentado por el abogado Esteban Quirós y acogido por la Sala Constitucional el 10 de agosto de este año. El CDH estima que más de 100 personas ingresaron a su página, descargaron el machote y lo presentaron con su firma, entre ellos varios personajes públicos como Ottón Solís y José María Villalta.
El grupo Ciudadanía por los Derechos Humanos es solamente un ejemplo del potencial que tiene el activismo, para Sánchez esta lucha representa el momento en que las personas homosexuales se dieron cuenta que tienen el poder de incidir en las decisiones públicas y de que la discusión está lejos de caducar: “Costa Rica no necesariamente cambió con este proceso y posiblemente a una mayoría no le afecte en nada la decisión de detener el referendo, pero ahora sabemos que este es un tema que el país va a tener que enfrentar en el futuro, ya no se puede seguir renegando”.
Sí, yo soy
Las encuestas publicadas en los últimos meses respecto a la cuestión gay indican que en cuanto menor es la edad, menor es la resistencia a apoyar y discutir las uniones homosexuales. El miedo todavía no se cuantifica, pero escuchando a Esteban, el de 17, podríamos inferir unos resultados similares: “No sé si en un futuro cercano estaré completamente protegido por la ley, ni si la sociedad va haber cambiado su mentalidad, pero nosotros estamos, no somos tan extraños ni tan distintos (…) yo me siento seguro de mí mismo y privilegiado, las dos”.
Es muy prematuro predecir el futuro de un grupo social emergente como lo es la comunidad sexualmente diversa costarricense, pero ya se dijo una vez: todo arde si le aplicas la chispa adecuada. Que todo arda quizás tome tiempo, Esteban espera paciente de la mano de su novio. La chispa ya se aplicó.

domingo, 12 de septiembre de 2010

La peor persona

Soy Jack El Destripador, igual de criminal. Soy la Malvada Bruja del Oeste, malo malo soy malo. Soy Alex DeLarge por lo insensible y soy Montgomery Burns por lo egoísta. Soy Alex Forrest, enfermísimo. Soy Voldemort, tan hijo de puta. Soy Norman Bates, ya me tenés miedo. Soy Drácula y se te está acabando la sangre.

Me hacés sentir como un auténtico canalla y lo peor es cuando me lo creo.

lunes, 30 de agosto de 2010

Still dirrty

Últimamente la gente me ve raro. Me hacen preguntas raras. Y hacen gestos más raros cuando les respondo. Eso los que me ven, porque la gran mayoría no lo hacen. Creen que estoy muerto, muertitico. Aseguran que estoy muerto porque ya no me ven moviendo esta anatomía en el dancefloor. Aseguran que estoy muerto porque ya no protagonizo shows de esos que me quedaban tan bien para llamar la atención de Raymundo y todo el mundo, literalmente la de Raymundo. Y literalmente la de todo el mundo. Aseguran que estoy muerto porque ya nunca me peino y mi pelo huele a jabón de baño. Aseguran que estoy muerto porque mis viernes perfectos sólo incluyen una cama y una película. Aseguran que estoy muerto porque ando muy serio, porque antes regalaba sonrisas como si no se acabaran, especialmente a Raymundo y a todo el mundo.

Es curioso. Que no mueva la anatomía en el dancefloor no quiere decir que no la mueva, ahora la muevo más, ahora la muevo mejor, así con ganas y encima de él. El show debe continuar, y los míos no han parado. Pero ahora son privados, son los que disfruto y la atención de él es la que quiero. Él ha sido mi mejor público. Y no es que haya perdido el glamour ¡antes muerta que sencilla sí señor! Pero es que es él el que juega con mi pelo, mi pelo que ya no necesita moco de gorila ni shampoo, mi pelo que crece entre sus dedos. Como yo. Y los viernes son perfectos. Porque la verdad ni él ni yo vemos la película. De las sonrisas me disculpo, esas deben abundar siempre. Pero es que las más ricas son las que salen de adentro, las que salen de adentro cuando lo veo llegar a la puerta de mi casa y me lo imagino llegando a la de la nuestra. Y sonrío.

Últimamente la gente asegura que estoy muerto. Es curioso. Nunca antes me había sentido tan vivo.

sábado, 21 de agosto de 2010

Loca y celosa

-Los amores más duraderos son aquellos en que uno de los dos amantes es extraordinariamente celoso- Mariano José de Larra
Lo celo porque yo me lo encontré y me esforcé. Bien perfumadito, peinadito y con los mejores trapitos desde la primera cita.

Lo celo porque yo soy una persona muy pasional, los celos son solamente otra manifestación de esa cualidad.

Lo celo porque alguna vez me dejaron y me dolió. Si vos me dejás, it is the end para el terrible, you know what I mean, galician boy? (ves, yo también soy bilingüe)

Lo celo y no es paranoia. Yo he visto como me lo ven en las calles, la gente ya no respeta.

Lo celo porque yo sé que a vos en el fondo te gusta, te gusta saber que te quiero mío y que mato a cualquiera. Ya está advertido.

Lo celo porque es consecuencia de la felicidad, una muy amarga pero consecuencia al fin.

Lo celo porque estoy enamorado. El que no siente celos no está enamorado, esa es la puritica verdad.

martes, 10 de agosto de 2010

Felicidades a los novios

Ya me lo imagino, mi mami guapísima con un vestido largo y azul, la tuya en tacones y con una copa de vino en la mano. Quiero que mis sobrinas vayan vestidas las dos igual, quizás de blanco, por lo menos para que alguien vaya de blanco. Y luego quiero una fiesta grandísima, podemos comer mariscos si eso querés, a mi familia también le encantan. De los invitados lo único prohibido son los “exes” y los admiradores, los tuyos claro está. No he pensado en las invitaciones, algo sencillo pero que se vea elegante, para la ocasión. Y ya te dije que no me importa que pienses que los anillos son una polada, yo quiero algo brillante y bien caro. Sí ok, probablemente no lo voy a usar pero, ¿se imagina lo bello tener un recuerdo en kilates? Y después de la borrachera y la bailada tapáme los ojos en Costa Rica, no quiero saber dónde vamos a aterrizar. Ah muy importante, no te quités la barba ni te cambiés el peinado ese día; parecés una estrella de cine, por lo menos a mí siempre me lo has parecido, mi estrella, mi amor.
Si si yo sé que falta mucho para ese día, que faltan días para ese día, pero hoy dejáme soñar, hoy siento que todo es posible.

domingo, 1 de agosto de 2010

En defensa propia

Mis más sinceros perdones a todas ustedes niñas bonitas, que en mi historial fueron minoría. Mi intención nunca fue engañarlas de la forma que lo hice. Mis ademanes de galán, sonrisas de coqueto y caricias inocentes no las forcé, tampoco las sentí, pero eso no fue culpa de ninguna. Discúlpenme si les hice creer que en mí encontrarían al jovencito de sus sueños y que en 8 o 9 meses encontrarían al hombre merecedor de sus flores virginales. Perdón, ahora saben que si en algún momento iba a estar cerca de su flor, iba a ser para adornarla. De verdad perdón Ale, Mónica, Karla, Lucía, Andrea, Mari, Melisa, Pamela y a la chiquilla guatemalteca de cuyo nombre la verdad no me quiero acordar.

También para ustedes mis perdones chiquillos, que me descubrieron a mí en pleno descubrimiento. Con ustedes no forcé nada, pero tampoco los sentí lo suficiente como para quedarme. Espero no me guarden rencor por lo efímero de mi actitud y me encuentre al menos entre los cinco mejores besos de su historial, digo, modestia aparte, soy bueno. Iba a mencionarlos a ustedes también, pero no quiero exigirle tanto a la memoria.

A todos, si los herí, les aseguro fue en defensa propia. ¡Llámenme! No no, mejor me textean.

miércoles, 21 de julio de 2010

Sorry for you

Yo no sé abrirme ni sé poner en palabras lo estrujado del corazón –nunca nadie le había podido quitar lo estrujado, hasta ahora-, yo no tengo idea de cómo se construye una relación sana, estoy aprendiendo y a mí me cuesta aprender –especialmente cuando no quiero equivocarme-. A mí se me olvida enamorarte cada día, lo único que quiero es que te enamores más de mí, incluso por momentos siento la necesidad de que todos se enamoren de mí –estúpidamente buscando a alguien como tú, por si algún día te vas- He ido descubriendo que soy más bipolar, más inmaduro, más egocéntrico, más solitario y un montón de etc’s cuando estoy contigo –uno se inventa nuevos miedos cuando ya los pierde todos- No he dejado de coquetear, ni de hacer berrinches, las inseguridades me afloran a 2x1 cada día y nunca te doy la razón, pero sí, la tienes – tú serás mi vida y yo la tuya-. De verdad que estás jodido –porque yo ni loco te suelto-


Pero amor, creo que así reacciona un hombre cuando conoce al amor de su vida siendo un niño aún. Uno terrible.

martes, 13 de julio de 2010

Periodismo Escrito II

Los Invisibles

Homosexuales luchan por el reconocimiento legal de su vida en pareja

Ahí están: pagando impuestos, formando parte de la fuerza laboral del país y manteniendo relaciones estables y duraderas. Pero no se ven, nadie los ve.
El proyecto de ley Sociedades de Convivencia pretende incluir a las parejas homosexuales dentro de un marco legal que los visibilice como ciudadanos, como dueños no sólo de deberes sino también de derechos.

___________________________________________________________________


Ignacio y Divian se conocieron hace más o menos 10 años. En esos días, la página gay.com era la más popular. Ahora, en estos días, ellos son prueba de que lo efímero y frío del Internet son puros cuentos teóricos. Desde esas primeras conversaciones vía chat en marzo del 2000 hasta su primera cita el 4 de junio del mismo año –a ambos se les ve la fecha en los ojos, hay fechas que marcan- Ignacio y Divian han vivido su propio cuento de hadas escarchado y florido, excepto que no fue así. En Costa Rica las historias de amor entre homosexuales son de todo menos escarchadas y floridas, son más bien gestas heroicas, porque, aunque usted no lo crea, con respecto a este tema todavía vivimos en un mundo medieval.

Eso sí, la “validación” de las relaciones homosexuales está sustentada en la historia: En Europa Medieval, precisamente, las relaciones apasionadas y duraderas entre personas del mismo sexo eran alabadas, incluso historiadores afirman que en la Edad Media ya se celebraban las bodas entre hombres dentro de la Iglesia Ortodoxa. En la China antigua, el sexo entre homosexuales era algo común y las ceremonias de unión entre dos hombres eran majestuosas. O si queremos ser específicos podemos recurrir a la peculiar historia de las españolas Marcela y Elisa, casadas en secreto en La Coruña en el año 1901.

Pero el cambio real de la historia moderna llegó con el siglo XX. La revolución sexual significó el cuestionamiento y la modificación del concepto tradicional de matrimonio, numerosos grupos sociales que abogaban por la libertad sexual redefinieron las reglas estrictamente heterosexuales y promovieron la suscripción a un contrato jurídico que venía a representar el compromiso de dos personas, sea cual sea su sexo, a iniciar un proyecto de vida en común. Los beneficios serían los mismos: el reconocimiento legal y social ante los miembros de su comunidad de su amor y el conjunto de derechos y deberes paralelos a esa sociedad y sus leyes.

Para el año 2001, Países Bajos se convertía en el primer Estado que reconocía el derecho de las parejas homosexuales a efectuar este “contrato”. En ese país la ley aprobada fue la de matrimonios entre personas del mismo sexo, otorgándole la oportunidad desde entonces a más de 6000 parejas de ser cautelados por la ley como pares y de profesar un amor público. A los Países Bajos le siguieron Bélgica, España y Canadá.
Precisamente en ese año, Ignacio y Divian pensaban en la idea de vivir juntos, Divian ya vivía solo y las cosas se fueron presentando poco a poco: “duramos un año en que Ignacio se quedaba los fines de semana, a veces se quedaba a dormir a veces no y a veces me llegaba a chinear y todo, hasta que en diciembre del 2001 se pasó a vivir conmigo” declara Divian. La de ellos es de esas relaciones naturales desde el principio, no salieron de sus casas expulsados por ser homosexuales sino para formar un hogar propio, ya eran hombres homosexuales libres y felices, era tiempo de ser una pareja homosexual con las mismas características; pero esa era otra historia. Ya no se enfrentaban a la aprobación de la suegra o de los amigos, ahora la batalla era contra un aparato legal y político que les iba a obstaculizar de muchas maneras realizarse y llevar una vida común y corriente.

Para Costa Rica la lucha inició en el 2005, cuando en el Congreso Gay-Lésbico Costarricense –primer congreso público- se evidenció la necesidad de dotar de derechos civiles a las parejas homosexuales del país. De acuerdo con Marco Castillo, abogado redactor del primero y los sucesores proyectos de ley, la primera propuesta se presentó a la Asamblea Legislativa en setiembre del 2006 bajo el nombre de “unión civil entre personas del mismo sexo” y fue impulsado principalmente por la diputada socialcristiana Ana Elena Chacón con el apoyo del libertario Carlos Gutiérrez y el representante del Frente Amplio José Merino.
El proyecto desde su concepción busca crear el marco jurídico necesario para que las parejas homosexuales compartan los mismos derechos y deberes de una pareja heterosexual. Con esto, los bienes patrimoniales conseguidos durante la unión pertenecerían por partes iguales a sus integrantes de manera que se les reconozca el derecho de formar un hogar, por ejemplo, además procura que exista el derecho a la herencia; y que se tutele su unión como lo que es: un proyecto de vida en común.

“Desde el primer momento la Iglesia católica y los diputados fundamentalistas pusieron el grito en el cielo, decían que eso les sonaba a matrimonio, reservado nada más para la familia tradicional capaz de procrear. A mí es que el concepto de familia ya no me cabe en la cabeza seguro… ¿acaso una pareja estéril tampoco está incluida en la institución matrimonial ni es familia?” argumenta Castillo, identificando a la Iglesia Católica y a los diputados fundamentalistas como los principales enemigos del proyecto.

Mientras los “peros” morales y religiosos obstaculizaban el camino del proyecto en la Asamblea Legislativa, Ignacio y Divian ya vivían en carne propia el precio de ser legalmente invisibles para la sociedad. Cinco años después de ese mágico 4 de junio los tórtolos ya estaban listos para comprar su propia casa, hasta ahora habían vivido cómodamente en un departamento que una amiga de Divian había desocupado, pero la idea de la casita propia, del nidito de amor, encanta a todos y estos dos no eran la excepción. Como cualquier otra pareja con el proyecto de comprar una casa la primera opción de los muchachos era recurrir a un préstamo bancario –para ser sujeto de crédito se necesita un salario que respalde, un ingreso individual promedio no da la talla- ¿entonces como obtener ese financiamiento compartido? ¿Qué eran ellos ante el banco? La relación de Ignacio y Divian, estable, de más de 5 años y bien encaminada no podía ser categorizada legalmente: no era consanguínea y no era civil.

“El acuerdo fue que mi hermana e Ignacio la compraran, pero para poderlo hacer ellos debían tener algún tipo de relación. Entonces mi hermana, Mayra, se hizo pasar por pareja de Ignacio” Así cuenta Divian el primero de varios artilugios que tuvieron que realizar para esquivar las espinas del sistema; los tres cómplices se vieron en la obligación de pretender y crear el escenario que el sistema les pedía. “Yo me ponía a pensar ¡qué injusto!, porque estás hablando de tu identidad. Ponerse a fingir en esta etapa de tu vida es terrible”, asegura Ignacio.
Pero, ¿qué hubiera pasado si Mayra hubiera dicho no? No son todas las personas que están dispuestas a poner su nombre en un crédito, a fingir una relación que no existe y a exponerse frente a una entidad bancaria de esa forma. Las opciones de seguridad social y patrimonial para una pareja homosexual costarricense van de mínimas a nulas.
Ellos lo comprobaron una vez más cuando Divian aceptó un empleo fuera del país, mientras estuvo fuera enfermó. Al regresar ya no contaba con su trabajo anterior y, por ende, con todas las garantías sociales que este le brindaba. En ese momento dependía total y completamente de su pareja, de su pareja y del sistema de salud pública costarricense, pero ¡oh sorpresa! Invisibles de nuevo. Los costarricenses contamos con el seguro de salud, bueno, algunos: por el seguro familiar la esposa o compañera de los asegurados y los hijos solteros menores de 18 años, así como los estudiantes de enseñanza media o técnica menores de 22 años y los menores de 25 años cuando cursen estudios de enseñanza superior. También puede obtenerlo la madre del asegurado si depende económicamente de él, el padre si es mayor de 65 años o menor de esa edad en situación de invalidez, los menores de edad entregados en custodia definitiva por el patrono o Juzgado Tutelar de Menores y el esposo inválido o estudiante menor de 22 años que dependa económicamente de la esposa. ¿Divian e Ignacio? No.

Divian necesitaba medicamentos que la Caja del Seguro Social le podía brindar, pero ya no contaba con la cautela de su orden patronal y la de su pareja no tenía afinidad legal con él. El teatro comenzó de nuevo: los medicamentos fueron suscritos a la orden patronal de Ignacio, como si él fuera el enfermo, sólo así Divian tuvo acceso a los servicios que necesitaba y pudo recuperarse. “El sistema nos absorbe a nosotros, porque nos obliga a pagar impuestos igual que a los heterosexuales, pero también nos obliga a mentir, a hacer la pantomima de que uno es algo que no es para adquirir los derechos que como ciudadanos nos deberían corresponder” comentó Ignacio mientras relataba su historia, sí, su engaño, porque no tenían otra salida.
Todos estos vacíos legales estaban contemplados en aquella propuesta presentada en el 2006, que lentamente agonizó en el archivo gracias al argumento de que aquello era un matrimonio disimulado. Marco Castillo le dio forma entonces a una nueva propuesta basada en el modelo que se estaba gestando en Suiza y que estaba tomando fuerza en México y Colombia: Las Sociedades de Convivencia. El proyecto pretendía mantenerse al margen del Código de Familia y desmitificar la idea de que aquello era un matrimonio.

El nuevo proyecto –su última versión ya fue presentada a la nueva Asamblea Legislativa por el Movimiento Diversidad- de acuerdo con Castillo no sólo generaría derechos de alimentos, casa, vestido, gastos médicos o regulación patrimonial sino que desalentaría la discriminación al visibilizar la diversidad de formas afectivas distintas a la convencional. En pocas palabras “…que el Estado reconozca la igualdad de oportunidades a todos los ciudadanos”.

Hoy Ignacio y Divian mediante testamentos –gasto extra que debe salir del bolsillo de los interesados y que para parejas heterosexuales es inherente- han logrado asegurar su patrimonio, por el que han trabajado juntos durante 10 años. Recientemente cuando realizaban el trámite para tener cuentas bancarias compartidas se vieron en la dolorosa obligación de anotar “amigo” en el renglón que solicita el parentesco de los sujetos; la palabra amigo que nunca englobará la historia de dos compañeros, amantes, socios, camaradas, novios y almas gemelas, todos términos faltantes en la estructura burocrática costarricense.

La última versión del proyecto Sociedades de Convivencia fue entregada y presentada a La Asamblea Legislativa hace escasos meses en un panorama oscuro para las minorías sexuales del país; después de casi 3 años donde en la Asamblea Legislativa, específicamente en la Comisión de Derechos Humanos presidida por José Manuel Echandi y de la mano de Guyón Massey “…han hecho cualquier cosa que se les ocurra para que el proyecto no se apruebe” según Castillo. En este nuevo gabinete diputados de los partidos Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Accesibilidad Sin Exclusión –irónicamente- se oponen firmemente a la aprobación del cuerpo legal; aunado a esto la recién presidenta electa del país, Laura Chinchilla, ha manifestado su desinterés en el tema argumentando que “… claramente no es una prioridad”.
Sin embargo si ha sido prioridad para Divian e Ignacio en los 10 últimos años –y para muchos otros ciudadanos invisibles- claro está. Y lo es para varias instituciones que han proclamado su apoyo a la consigna de igualar los derechos de las minorías sexuales, entre ellas las Universidades Estatales del país, la Defensoría de los Habitantes y más recientemente el Ministerio de Salud liderado por la Dra. María Luisa Ávila: “yo creo que en este tema somos una sociedad bastante hipócrita (…) si usted ejerce libremente y con responsabilidad su sexualidad va a ser un ser humano pleno”.

Varios de los ministros de la administración Arias, incluida la Dra. Ávila, recibieron fuertes críticas por apoyar públicamente los derechos civiles de los homosexuales. Ante las críticas la actual Ministra de Salud mantiene su postura afirmando: “el Ministerio ya emitió su criterio técnico y se mantiene con él: reconocer legalmente a las parejas homosexuales trae consigo una serie de ventajas para la salud pública, entre ellas la reducción de la feminización del SIDA, de las enfermedades de transmisión sexual y sobretodo de las tendencias depresivas y de autoeliminación de las personas homosexuales que son rechazadas por la sociedad”.

Como dicen Divian e Ignacio, a estas alturas del viaje ya son unos “mañosos” y 10 años de experiencia les han ganado una actitud diferente hacia la vida. ¿Cansados? Tal vez, pero deseosos de un cambio aún más. Todavía les quedan retos que enfrentar y pasos –tomados de la mano- que dar, las preocupaciones han cambiado: la jubilación, la enfermedad, la vejez. Preocupaciones que tenemos todos los ciudadanos, inclusive los invisibles, porque a ellos ¿quién los respalda?

Estos dos ya pasados de los 30, pero todavía delgados, mantienen su casa impecable y su sonrisa intacta. Ignacio es analista de cargos y Divian se dedica a la administración de una compañía de procesamiento monetario en la web. Satisfechos casi con todo.
Recientemente avances legislativos en México y Argentina le han devuelto la esperanza a la comunidad homosexual latinoamericana de convertirse en ciudadanos de primera clase en su país natal. Aquí, Ignacio siempre se levanta primero que Divian y prepara el desayuno: “(entre risas) no siempre… pero es mi forma de decir que tengas un buen día, te quiero” los fines de semana sacan a pasear a sus perritos Simón y Lula y todas las noches Ignacio se duerme con las gallinas, “ese siempre fue un problema, él es diurno y yo nocturno pero bueno…” se ríe Divian junto a Ignacio, ambos saben que todo lo que piden, lo merecen.

sábado, 3 de julio de 2010

La espasmódica

When I am angry I can pray well and preach well.
-Marin Luther King-
Nada más lo escucho susurrar platanito, no ojalá susurrar, casi gritar platanito y se me sale lo playo enojado con el mundo, escupo:

Puta chata de mierda malnacido analfabeto, si hubieras ido al colegio hubieras aprendido algo de respeto fucking desertor, te crees muy machote diciéndome platanito y es que estás bien feto, carenepe, primero ese pelo a puro pico estilo moco de gorila que te queda fatal, a ti y a todos, con esos pedazos de tela XXXXL que yo no usaría ni para limpiar desfilás como todo un adonis, ¡ridículo! me imagino –me lo imaginé antes de que me dijeras platanito- que el cuerpecito durito lo tenés, pero ¿sabes que? Yo eso no lo toco ni con la punta del meñique, del pie. Laváte los dientes guevón y luego te vas y te los sacás porque eso ya no tiene arreglo. Vulgar, ordinario, corriente, simple, inculto, grosero. Moríte.

Y sale la señora bien pintada y nos ve y dice que falta de respeto. Yo verde y sale el Hulk homosexual, vomito:

Vieja espantosa carnes flojas. Que usted no sienta ni gota de amor por frígida y cerrada –de toda parte- no es mi problema. Sáquenos de encima esos ojos de sapo desorbitado y preocúpese por las cochinadas que hace su mocosa con el vecinito de al lado mientras usted anda de procesión, por lo menos mi madre sabe y esta bien orgullosa de lo que soy, ¡fanática engañada! Vaya y gasta su tiempo en caminadoras y estilistas pa’ que al menos se vea bonita cuando le sale tanta mierda de la boca. Boba, majadera, necia, tarada, tonta. Pudríte.


Todo por supuesto se me queda en el pensamiento. De estos labiecitos carmesí no salen semejantes salvajadas. Pero lo pensé. Lo pienso cada vez que las salvajadas salen de sus bocas y me enojo, me enojo mucho. Luego me pongo muy triste porque el cliché que dice el odio produce odio es el cliché más verdadero de los clichés. Y lo sé, publicar odio en estos momentos dice muy poco de mí como estratega político. Aún así, los estrategas políticos famosos también escupen y vomitan, en privado pero lo hacen. Son aburridos.

miércoles, 23 de junio de 2010

El 24 de junio

...É contigo que podo
cre-las mentiras do amor...


Te quiero recitar mis poemas en gallego, para que te suenen a cuento fantástico y te duermas en mis brazos.

Te quiero sacar a pasear por La Coruña, que nos tomemos un café en Santiago de Compostela y nos emborrachemos en Pontevedra. Todo eso en mi cuarto.

Te quiero cocinar todos los calamares que hay en el mar dulce. Que te empaches y que yo sea lo único que te quede a probar y que lo único que nos quede sea nadar.

Te quiero contar las historias de Xosé Luís Méndez Ferrín, las de Manuel Rivas y las de Suso de Toro. Luego que escribamos esto que tenemos guardadito entre los dos y que la felicidad se publique. La gente necesita leer felicidad.

Te quiero regalar un roble, un abedul y un aliso para sembrarlos todos en nuestro jardín. Sí, quiero un “nuestro jardín”.

Te quiero ofrecer mi pecho abierto a la mitad así como está, que le cuelgues cuadros bonitos y le pongas floreros adentro, que sea tu hogar.

domingo, 13 de junio de 2010

Guilty pleasure

Nunca me hubiera imaginado que me iba a convertir en el secreto de niños de 14, 15 y hasta 32 curiosos por otros niños. Y menos que lo iba hacer exponiendo mis vergüenzas, inmoralidades y cursilerías.

Me cuenta este muchacho –le vamos a llamar sexy_19- que está fascinado por lo que lee cada semana en mi blog, que tengo mucho talento y que le encantaría conocerme. Yo, siempre sorprendido de que a la gente mis vergüenzas, inmoralidades y cursilerías les parezcan algo digno, le digo: “hey sexy_19! Muchas gracias por leer, ojalá te siga gustando”. Es mi frase típica para evitar preguntas específicas e incómodas y ponerle punto final a la fugaz conversación; además es sincera, en serio deseo fervientemente que le siga gustando lo que escribo y en serio estoy agradecido por el estímulo a mi a veces frágil autoestima. Muy a veces.

Pero sexy_19 no acepta ese punto final. De repente siente la necesidad de confesarse conmigo, de vomitarme con todos los secretos que guarda en el estómago y de lanzarme frases que según yo decía por primera vez: “tengo novia pero me encanta un amigo”, “espero no te moleste pero tenés una carita preciosa, como de niño” y la fatal “yo es que no le podría decir nunca a mis papás”.

Así fue como en una conversación de casi media hora donde sexy_19 habló mucho mucho más que yo me di cuenta de que hay gente que de verdad me lee en lo oscurito, ven la mejenga con la güila y bien entrada la noche cierran su cuarto con un cuidado extra especial y pasan las horas deleitándose con mis cartas de amor para mi novio, con mis cartas de odio para la Loría & Co. y con el resto de mis cartas muy muy gais. En la otra ventana del explorer tienen fotos subiditas de tono con las que se mojan en la noche, me imagino.

Me dio la impresión al finalizar la conversación de que sexy_19 disfrutaba más de lo normal estas aventuras en lo oscurito donde ve hombres muy muy machos en poca ropa y a mí, un gay muy muy gay prácticamente desnudo en cada línea. Por un segundo, quizás dos, sentí envidia de sexy_19 y de sus placeres nocturnos que solo él conoce, por que yo lo que no digo en la tele lo escribo aquí, poco a poco se me acaban los secretos y las perversiones. Pero luego me dije: “Bueno, yo también puedo hacer cositas ricas y vivir aventuras en lo oscurito. Y lo mejor de todo es que a mí las aventuras no se me acaban cuando enciendo la luz”

viernes, 4 de junio de 2010

Lo que (no) soy

Presidente
Odio las corbatas
y decidir por los demás
soy Aries
pero no soy competitivo
y no quiero que a mi esposito le digan primer caballero,
qué horror.
Papá
Sueño con soñar hasta tarde todos los días
y desvelarme exclusivamente para hacer el amor,
nunca me ha gustado que me digan papi
y varias personas aún me llaman baby.
Modelo a seguir
Me equivoco todos los días y me encanta,
soy un vulgar y me encanta
soy un coqueto y me encanta
soy un día así y al otro no y no les gusta,
a mí me parece un encanto.
Buen estudiante
No soy objetivo,
no lo voy a ser,
no quiero serlo;
el periodismo objetivo se lee lindo
pero de nada le sirve a mi lindo país.
Un príncipe azul
Soy provocador,
sexualmente inseguro,
egoísta,
soñador,
autodestructivo,
narizón,
pálido,
muy gay
y lo publico.

martes, 25 de mayo de 2010

Periodismo Escrito

Shirley Alarcón:

“…hoy no sólo nos besamos sino que nos apropiamos del lugar, salimos de los clósets y manifestamos nuestro afecto”


P.Esta semana pasada se llevó a cabo el II Festival Interuniversitario por la Diversidad Sexual, ¿Qué sabor de boca le deja?

R.El sólo hecho que se realice por segunda ocasión ya es exitoso, demuestra el compromiso de las U´s con los DDHH. De igual manera la incorporación de ONUSIDA y del Ministro de Salud es significativa, tuvimos mucha divulgación por parte de los medios de comunicación y eso también es bueno. Estamos empezando con lo del Festival esperamos que se siga repitiendo, y esperamos lograr que el festival sea un referente en contra de la Homo-lesbo-bi-trans-fobia.

P.La Coordinadora Contra La Discriminación Por Orientación Sexual a la que usted pertenece tuvo una participación activa en este festival, ¿cómo evalúa el papel de “La Coordi” desde sus inicios hasta hoy en la defensa de los derechos de las minorías sexuales?

R.Creo que la coordi es importante en el sentido de que es un referente para defender los DDHH, incorpora un componente que no estaba tan establecido antes y es la movilización de la comunidad LGBT como estrategia política, es eso que la hace significativa para la coordi, creo que hemos ido creciendo como colectivo, no sólo para convocar sino en lo interno hemos crecido como activistas, a nivel político y en lo personal, pues también.

P.Y en un gobierno que acaba de iniciar con un claro desinterés por la cautela de estos derechos ¿Qué acciones piensan tomar?

R.Primero estar atentos y atentas, luego no dejarnos asustar, sabemos que va a ser un período difícil, seguiremos en lo nuestro acciones para la no discriminación. Rutas del beso diverso, cine foros y pues bueno ya veremos que más sale.

P.Existen varios grupos o asociaciones pro-diversidad que precisamente también participaron del festival, sin embargo no ha sido del todo fácil la formación de alianzas o acuerdos en común entre grupos. ¿Es esto un reflejo de una fragmentación de la población LGBTTI del país?

R.Si evidentemente hay un sector que divide a los colectivos, hay mucha sed de protagonismo político y de querer llevar la batuta, por otro lado, hay miedo a la movilización, la coordi es uno de los mejores ejemplos, somos grupos de la u, sexualmente diversos, activistas, de izquierda, entre otros.

P.En Costa Rica ¿cuáles son los retos a los que se enfrenta una mujer lesbiana?

R.Doble discriminación, una sociedad patriarcal y con muchos mitos sobre la diversidad sexual, en general.

P.¿Y una mujer lesbiana activista?

R.Manejar la visibilidad ante los medios y la gente común, hetero y lesbofóbica, por otro lado hay mucha responsabilidad, debemos separar lo que es ser activista y otra activista visible, pues en mi caso que es el segundo, la gente te para en la calle para un consejo o para empujarte, siempre hay tener una respuesta y pues sostenerte. No creas que no existe miedo, hay veces que pienso luego de alguna manifestación o una entrevista, que no me quemen la casa, que miedo llegar y encontrar los vidrios quebrados o no sé, de repente no es sólo gritar y prestar la cara, es formarse, claridad política y mucho compromiso.

P.¿Cuál es la importancia de su labor, de estos actores políticos/públicos que reclaman garantías para un sector completo?

R.La gente se siente protegida, hacen las denuncias, en el caso de la diversidad sexual ven gente empoderada y se dan cuenta de que no es malo ser LGBT sino que al final se puede ser exitoso, lograr cosas, y se piensa que se puede construir un mejor mundo.

P.La lucha más tangible en este momento es por la aprobación del proyecto de ley Sociedades de Convivencia ¿es un logro que cada día se ve más lejano?

R.Efectivamente, la situación con Laura Chinchilla complica más la cosa, nos ha costado realizar esfuerzos en conjunto pero bueno estamos trabajando en eso, ahorita esta parado todo, vamos a ver como se desarrolla la situación, en todo caso seguiremos dando la lucha.

P.Además de estos cambios político-estructurales es evidente la necesidad de un cambio más cultural de la sociedad tica mayoritariamente homofóbica ¿Tiene alguna idea de cómo cumplir esa odisea?

R.Incorporando en el sistema educativo educación para la sexualidad, donde se hable sin mitos sobre la diversidad sexual, derechos sexuales y reproductivos, claro y conciso, por otro lado es indispensable que el Estado sea Laico y luego pues que se otorguen derechos iguales para todos y todas, no leyes especiales.

P.De hoy a 10 años ¿Vislumbra un cambio significativo en el reconocimiento de estas poblaciones?

R.Espero que sí, si no debemos reflexionar y buscar otras estrategias de acción, el cambio es hoy pero bueno ya están pasando cosas, hace unos años nadie imagino una bandera de la diversidad en el pretil, este año la vemos por segunda ocasión. Nunca pensaron en ver una pareja del mismo sexo besándose, hoy no sólo nos besamos sino que nos apropiamos del lugar, salimos de los clósets y manifestamos nuestro afecto.


Shi –como le gusta que le llamen- es una estudiante de Sociología de la Universidad de Costa Rica y una mujer lesbiana pública. ¿Qué quiere decir eso? Shirley es una activista que actualmente se desempeña como facilitadora en el CIPAC, asistente en el CIEM y en la Oficina de Equidad de Género del TEC y como consultora independiente en temas de Derechos Humanos y Diversidad Sexual. Además es una de las precursoras de las ya famosas “Rutas del Beso Diverso” promovidas por La Coordinadora Contra la Discriminación por Orientación Sexual. Shi junto con muchos otros que dan la cara son los héroes y las heroínas de nuestros días, nuestros días tan difíciles. Gracias.

jueves, 20 de mayo de 2010

Serología

Ayer me desvelé. Fui a un chivo donde no canté ni tomé licor, aún así fue todo un logro despertar hoy. Tenía marcado el jueves 20 de mayo con rojo rojísimo en mi planificador y eso que yo no planifico mucho, por no decir nada. Después de la ducha obligatoria el desayuno que nunca lo es lo fue, no me bajaba nada por esta garganta nerviosa que en lo que iba del día no decía nada. Lo usual de verme muchas y repetidas veces en el espejo adquirió un significado diferente esta mañana, quería grabarme esta imagen que tengo en la cabeza porque a veces las noticias te deforman la cara y te cambian la vida. Salí al sol, el de hoy era como esos que odio: grandísimo y directo en mis ojos, sin embargo un frío polar me recorría este cuerpecito mío, que se ha convertido en río, diría Bebe, la grande –lo digo sólo por el placer de citarla- Vencí el temblor y me metí al bus –no me acuerdo de nada de lo que pasó en el bus- ya en la calle el miedo se incrementó, mientras caminaba tenía terror de que me asaltaran, de que me atropellara una moto, de que me gritaran playo, de toparme a mi ex y de quien sabe cuántas pendejadas más. Es curioso como la expectativa te hace vulnerable –no paranoico porque todas estas pendejadas son pendejadas que pueden pasar- vulnerable de verdad, casi frágil, así caminaba yo hoy.

No es que mis jueves sean así, soy ritualista y medio pendejo pero no para tanto. Este jueves fue así porque exactamente hace 22 días un enfermero –bastante amable y con una mano prodigiosa- llenó un recipiente con mi sangre para nada azul y se lo llevó a un cuartito donde tiene cantidades exageradas de los mismos, a mi me dejó con el algodón pegado en el brazo y la incertidumbre metida en el culo. Semejante incomodidad en el culo durante 22 días no me emocionaba -a pesar de lo que digan algunos- La tortura acabaría con una palabra: negativo. Empezaría con otra: positivo.

Los episodios de pánico iniciaron desde ese día, variados en formas y reacciones claro. Un día pensaba en todo lo que me falta conocer de mis sobrinas, otro día en que no iba a disponer del tiempo necesario para convertirme en un escritor reconocido y otros me imaginaba viejo, enfermo y feo, especialmente feo. Ahí estaba yo que me creía tan informado y tan pro-todo, sumido en el miedo y repasando episodios sexuales fallidos y exitosos. Ahora me veo y me río –me burlo de mí mismo en realidad- es impresionante la cantidad de tiempo que uno pierde condenándose a un destino sobre el que uno no decide, peor aún, que quizás llegue o quizás no.

De pronto ya estaba en la sala de espera, no solo –hace tiempo ya nunca estoy solo- rellenando cuestionarios de mi conocimiento sobre el virus, que por cierto creo que nunca es suficiente. Entré, se me cayó algo del culo, no sé si era la incertidumbre. La doctora –psicóloga- era rubia teñida, de cachetes rojos, la nariz también pero era porque tenía gripe, se lo noté en la voz. Era muy cálida y a pesar de la gripe su voz me quitó el frío polar del cuerpecito. Ahí entre sus manos con uñas bien arregladas tenía el papel con mi resultado, yo había visto esto en mis episodios de pánico y en películas, nada más. Hablamos, quiero verla de nuevo. Ya el papel era mío.

Salí de esa oficina/consultorio, me recibió tu abrazo como cualquier otro jueves, como cualquier otro día. El papel seguía siendo mío y ya no valía nada.

domingo, 9 de mayo de 2010

Bellos ellos

Alexandra, Ale, vámonos de compras. Lo que pasó pasó, si si olvidémonos de su marcha y de mi contramarcha, vamos por unos topcitos divinos para vos y unas camiseticas para mí. Dicen que los gais tenemos buen gusto, yo la verdad no sé, pero seguro salimos guapísimos de la tienda. Además, entre tiendita y tiendita te puedo explicar que no tengo nada en contra de la familia tica, ¡jamás! si es una belleza, dejá de mentir traviesa. Vamos vamos, el shopping es como una terapia mujer.

Ramón Luis, te invito a un café. Has pasado unas vergüenzas, ay a mí casi me da algo leyéndote. Por eso vamos por un café, mirá yo no soy escritor pero algunos cursillos de periodismo me he echado, y todavía me queda conciencia, así que unos cuantos tips te puedo dar mi buen Ramón. Ah bueno, yo sé que probablemente tengas el albúm del mundial y mueres por cambiar postalitas conmigo, pero mirá Ramón yo solo compraría ese albúm si las foticos fueran de cuerpo entero ¡qué cosas! Entonces perdón, pero será solamente un café.

Juan José, vea mae yo soy muy digno, nunca me verá agarrado de los pelos, pero mae mae mae a usted le quiero volar el hocico, ¡que barbaridad Juan! A pesar de todo lo perdono, nunca fue usted muy brillante, calentó harto asiento en la Asamblea, yo sé todo eso, por eso te perdono. Jale por una bailadita en La Avispa, hace mucho no voy. Vas a ver la de clientes que te van a salir. Payaso.

Don Evo, guapo, si se viene próximamente para este bello país call me please. Yo lo llevo a Rosti Pollos, a Campero y hasta As de Oros; para que coma bastante y vea que por lo menos el pollo de Costa Rica no tiene que ver nada con que yo sea un amante de los hombres por naturaleza. Ay Evo, guapo, que ideotas las tuyas.

Y vos, Mrs. Chinchilla, ya ahora tan ocupada, dame una cita porfis. Amor yo no soy chismoso pero tengo algunos comments de tu hijito, ay yo no sé, a mi nadie me quita de la cabeza que ese pollito es de los míos. Y vos tan anticuada y aburrida que estás fijo te da un papatatus cuando te enteres. Por eso me necesitás, quiero ser tu hombro cuando abras los ojos y se te salgan las lágrimas, que terrible el remordimiento Laurita, ¡que terrible!
Dame la cita y de una vez aprovechamos para hablar de ese pelo tuyo Lauri, fatal.

sábado, 1 de mayo de 2010

Afortunado

Nací antes de que Michael Jackson muriera. Mi mamá me dejó dormir a su lado hasta una edad ya peligrosa. Siempre fui el primer promedio en la escuela y la niña me apretaba los cachetes. La gordura me duró hasta los 16. Fui rey de mi colegio, el premio fue de 75 rojos. Mi papi decía que yo no era su hijo, ahora le toca depositarme puntual los 2 de cada mes. Perdí mi virginidad enamorado y usando lubricante. No tuve que decir que era gay, me lo preguntaron; más adelante lo pude confirmar en televisión nacional. Hablé durante casi una hora con Alessandra Rampolla, claramente de sexo. Tengo internet en mi casa. Me gusta lo que estudio y tengo ganas de trabajar. Warner Channel transmite Friends todos los días. Ricky Martin acaba de aceptar su homosexualidad. Nunca me pusieron un foco en la cara mientras bailaba en un bar gay. Sí tengo amigos. Vivo en la época de los pequeños precios de McDonald’s. Mi sobrinita una vez me dijo que yo era más guapo que Mauricio Hoffman.


Pero usted es lo mejor que me ha pasado en la vida.

lunes, 19 de abril de 2010

Bedtime story

Había una vez en el reino cuadrado donde nadie se ponía de acuerdo una reina fea fea fea y mala mala mala. Su nombre era Laura y nunca se veía en el espejito, más bien pasaba sus días hablando con padrecitos, los padrecitos que hicieron aquel reino un reino cuadrado. El que se atreviera a dar vueltas o a caminar curvo en aquel reino era castigado por un poderoso dedo acusador, ¿guillotina? ¡ojalá!

La reina fea fea fea y mala mala mala tenía un poder poderosísimo: ella decidía a quién debía amar cada habitante de aquel reino. La verdad era que aquel poder no tenía mucha ciencia, mientras una princesa no amara a otra, o un duque no amara a un príncipe todo era permitido, ¡oh que tierra tan bendecida!

Cada oveja con su pareja decía la reina, y en este reino las negras no tienen derechos. Claro, existían ovejas valientes que se negaban a obedecer. ¡Oh que padrecitos tan astutos! Convencían a las demás de que esas, las negras, las de colores, estaban mal.

¡Oh que reino aquel lleno de ovejas, príncipes con princesas y duques con duquesas! Solo eso veía la reina, nunca se veía en el espejito.

Quizás cambie, quizás recapacite, quizás lo haga cuando el príncipe, su hijo, le diga: ¡mami mami, quiero ser princesa!

domingo, 11 de abril de 2010

Buenas noches amore

Hoy no tenía pensado escribir, mañana madrugo, hoy es domingo y son casi las 11.

Eso sí, lo tenía planeado; volver a escribir sobre usted claro. Pero buscaba y rebuscaba las palabras correctas, me carcomía la mente armando las frases perfectas, repasaba uno a uno los momentos para disponerme a recopilar, es como buscar el regalo ideal, ¡ah que tortura eso del idealismo!

Pero, ¿sabe qué?

No necesito ninguna de esas mierditas, porque usted y yo no necesitamos mierditas.

Yo lo amo, amo lo que usted hace con usted y lo que hace conmigo, amo lo que usted era antes de conocerme y amo lo que yo soy ahora, amo saber lo que usted siente y amo lo que siento.

Amo lo que escribo, porque no lo busco ni lo repienso, no lo repaso y lo repaso de nuevo, no lo idealizo ni lo perfecciono, ¡ah que delicia eso de dejarse ir!

Podría escribir toda mi vida así, de usted.

jueves, 1 de abril de 2010

A mi edad

-Alguien me felicitó por mi cumpleaños y dijo: “en usted están las promesas”-

A los 21 todavía estoy esperando mi barba, a mi edad tengo bigote de Cantinflas.

A los 21 aún no le he encontrado el gustico a la forma de mis manos y mis pies. A mi edad eso es bueno, las pequeñas inseguridades te amarran el ego a la tierra.

A los 21 espero más de la gente. A mi edad eso no es ser exigente ni pretencioso, es saber lo que se quiere: que Christina Aguilera no cante canciones gagosas ni spearescas cuando puede hacer lo que hacía Aretha, o que los hombres dejen de creer que Coelho, Dan Brown y la última tendencia en bíceps son lo único que necesitan para ser irresistibles, por ejemplo.

A los 21 llega la independencia. A mi edad yo todavía dependo de mami, no me importa si está mal o bien, yo necesito que me conozca, que me comprenda, que me ame todos los días, ella que yo la entienda, que yo le explique, que yo la ame todos los días. Eso estamos haciendo.

A los 21 el futuro se ve brillante. A mi edad me brilla el pasado, estoy orgulloso de lo que he hecho, de lo que he ocultado, de los bailes que he bailao’ y de los agujeros que tengo en el cuerpo.

A los 21 la gente viaja, lee y escribe. A mi edad estoy aprendiendo a hacer las tres cosas.

A los 21 la racionalidad ya debe ser cualidad dominante. A mi edad todavía la esperanza no se deja subyugar por ella; por eso tengo 14 meses escribiendo en este blog, por eso Laura Chinchilla a mi me puede besar los huevos, por eso le tomo la mano a mi novio en el bus y por eso yo me voy a casar en Costa Rica.

A los 21 todos son clichés. A mi me gusta creerme promesa.

martes, 23 de marzo de 2010

Soliloquio

abrí los ojos –lo brillante de tus ojos- me metí al baño rápidamente, agua calientita -¿será muy caliente para vos?- cuando salí el desayuno estaba listo, mami es una reina –quiero que me enseñe a hacer postres, quiero hacerte postres- me atraso en el espejo –vos sos el más guapo- el bolso del brochecito gay lleva lo necesario: algunas hojas, un lapicero o ninguno, la comida que mami despistadamente me guardó en el compartimiento de adelante y “Plegarias Atendidas”, lo último que estoy leyendo del maestro –que título tan apropiado para este momento- en el bus de las 7 no va mucha gente, a mi lado una muchacha que no deja de mirar el brochecito –vos me tomarías de la mano, aquí y donde sea- la profe me llama la atención, no le pertenece y soñoliento es imposible luchar contra los párpados –estaba depositado en tu pecho, curiosamente soñoliento también- me desperté por segunda vez para comer crepas –con salsa picante y smoothie de sandía. esa sería la orden- la tarde se pasa rápido con ellos -¿les hablaré mucho de vos?- y llega la hora de la cámara y la acción -¿qué pensarás cuando me ves?- de nuevo al bus de las 7, en este 7 va más gente; bad romance en la radio y no es nada raro – ♫damien y placebo, kate y texas♪- me recibe la reina con otro plato de comida –cocinarte, lavarte, plancharte, atenderte. sí podría- a veces me asusta pensar en llegar y que no esté ahí –me asusté, sí. pero me asusta más dejarte ir, yo no te suelto más- el celular se activa y es la única llamada que contesto: “¡hola enano!” –como amo este momento- nos despedimos y mañana nos vemos –que me pongo. que te pones vos. el saludo. lo brillante de tus ojos- es casi hora de dormir, pero no. escribo esto –lo brillante de tus ojos cuando lo leas- termino, me acuesto y caen los párpados de nuevo –lo brillante de tus ojos. la comisura de tus labios. el ancho de tus cejas. lo bello de tu alma. la explosión en mis pantalones. lo tranquilo del corazón. te tengo- se repite el mismo, depositado en tu pecho y soñoliento.

ese es el camino de mis días. mi camino –que curioso, es tuyo. de los dos-

viernes, 12 de marzo de 2010

El camino

Me pides que elija mi futuro, el nuestro. Yo no puedo, no escogí tu pasado, ni siquiera nuestro presente, ese es mágico. Aún así, lo haré.

Me pides que no me preocupe por vos. Yo no puedo, pienso en ti las 24, me preocupo en las que no estoy contigo de esas 24. Aún así, lo haré.

Me pides que duerma bien. Yo no puedo, ya no quiero dormirme, me da miedo despertarme otra vez. Aún así, lo haré.

Me pides no asustarme. Yo no puedo, el querer y el asustarse son mis emociones siamesas. Aún así, lo haré.

Me pides que sea feliz. Yo no puedo, lo fui, gracias. Aún así, lo haré.

Tanto me pides. Yo todo te lo daría.

Sigo caminando, pero vos sos el hombre de mis sueños y a cambio yo te pido que te quedes ahí, que aquí ya no podemos estar juntos.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Gracias por las palabras

Yo tampoco como Ernest Gaines entiendo porque es más cómodo ver hombres sosteniendo armas que hombres tomados de la mano.

Estoy totalmente de acuerdo con Francis Maude, desaprobar la homosexualidad es como desaprobar la lluvia.

El Señor también es mi pastor y sabe que Troy Perry y yo somos homosexuales, como dice von Goethe si Él hubiera querido crearnos diferentes, lo hubiera hecho.

Agnes Repplier decía que no es posible encontrar la felicidad fuera de nosotros mismos, George Michael encontró la paz escuchando su propio corazón y según Nietzche la vida es muy corta para perder el tiempo siendo nuestro propio sofocador.

Y todos queremos ser amados, Boy George tiene razón.

El viaje de cada uno es individual, sí. Pero afortunadamente algunos queremos dejar el nuestro marcado.

Do not follow where the path may lead. Go, instead, where there is no path and leave a trail. -Ralph Waldo Emerson

sábado, 20 de febrero de 2010

Fotos y Conversaciones

Tengo tanto que contarte. Y tranquilo, las palabras pesadas todavía no van a salir de la boca. Quiero que sepas tantas cosas de mí. Pero no te preocupes, he visto al tiempo matar lo que amo y aún así sigue siendo mi amigo. Hay tanto que necesito saber de ti. La mejor parte es que los compromisos de esta tierra no valen cuando estás en el cielo.
Ahora sólo quiero fotos y conversaciones.

Al fin de cuentas, ¿qué sentido tiene escribir un libro sin fotos ni conversaciones?

viernes, 5 de febrero de 2010

Love is a bitch

Sudás en lugares incómodos, decís cosas raras como cosito y osito y además la cuenta del celular aumenta al menos al doble. Encima de eso que tan limpias tenés las uñas y que tan humectados son tus labios se convierten en prioridades. Perfume mínimo dos veces al día y ropa interior que en lugar de matar enciendan las pasiones. Dejás de ir tanto a Mac y más a Músculo y Forma, los días ni la plata alcanzan y las incoherencias salen y no dejan de salir: “por siempre amor”, “nada ni nadie” y por supuesto “mi vida sin ti no tiene sentido”. Probablemente te veas obligado a depilarte las piernas y más arriba para las noches especiales, esas noches donde escuchas que la próxima va a ser mejor. Escuchar música ya no es un placer, cada día tenés que dedicar una y extrañamente todas son perfectas para ese momento. De repente estás en el infierno, estás celoso. Finalmente sentís la necesidad de parecer más interesante de lo que sos, más romántico de lo que sos y más gracioso de lo que sos, aún así te dices a ti mismo que lo conquistaste siendo simplemente vos.

Love is a bitch. Or maybe I am.

lunes, 25 de enero de 2010

Der bittere Trank

Ya el vodka no me sabe.

nilasescapadasesporádicasnilasmentiritasblancasnilosbesosfurtivosymordiscosdesesperadosnilas3delamañananilosromaromancesnilasmanosenlosmuslosyenlanucanilosmensajesmelososylosfastidiososnilofermentadodesualientonieltabacodesulenguanilosexyenlooscuronilolindoenloclaronilaspelucascontaconesnilasbarbasamedionaceroelabundantepelajeenmipielniloscachetesrojosnilafaltadepalabrasenelestómagoydesobraenelcelularnilaspropuestasindecentesylasdematrimonioniloscariñosaescondidasnilosquelagentevenilasfotosdeperfilnilospiroposdelasonrisanilacoloniagrabadaniloqueescribídevosydemiynilobienquelapasé.


Y casi me ahogo.

martes, 19 de enero de 2010

El tema caliente

Somos el tema caliente, estamos ahí a la par del aborto y los anticonceptivos. Todos mueren por escuchar que dirá la señora Laura cuando Pilar le pregunte sobre los homosexuales, semejante palabrota. Pero no, no estamos dentro del cuido ni las oportunidades ni la vida digna que ofrece la señora. Y Otto, sexy el hombre ah. Pero no somos ladrones ni delincuentes, eso quiere decir que no somos prioridad. En el plan de Ottón si estamos, pero bien aclarado y subrayado que no queremos matrimonio, no vaya ser que se nos venga Don Hugo encima. Y el menos malo, ay el menos malo. Bueno, en realidad en el plan de todos estamos, y usan palabras bonitas como igualdad y respeto para adornar la palabrota. Pero no sé, algo me dice que ahí nos vamos a quedar, algo me lo dice, debe ser como un instinto gay que he desarrollado (no tenemos derechos pero si superpoderes, JA!).

Somos el tema caliente, de aquí hasta el 7 de febrero. Después nos van a congelar, algo me lo dice.

viernes, 15 de enero de 2010

Mi beso

Si lo doy cuando estoy enamorado significa que ya sabes que me gusta bañarme escuchando el disco de Michael Jackson cuando estoy feliz y con el de Billie Holiday cuando estoy melancólico. Te beso porque te quiero, me conoces y te conozco.

Si lo doy en un bar significa que no me interesa saber tu apellido, pero bailas bien y me gustan tus labios. Te beso porque en este momento quiero, me alegra vivir en un país de derechos, bueno asistir regularmente a un bar de derechos. Y la vida es chistosa, quizás mañana me despierte y quiera saber tu apellido.

Si lo doy en un juego de verdad y reto significa que los besos no están hechos para complicar todo y a todos, sino para sacar risas y olvidar el mal día a través de una actividad que no requiere mucho esfuerzo físico. Si querés repetir después del juego ya ese es otro asunto.

Si lo doy en marzo, luego en junio y repito en octubre significa que me gustó el de marzo y quisiera repetirlo en junio y si se puede también en octubre. Para que algo bueno se repita no era necesario casarse en marzo.

Si lo doy en la frente es que te respeto y siento un cariño especial por vos. Pero probablemente prefiero tu frente a tus labios y no se como decírtelo.

A mi no me complican la vida, y no quiero que te la compliquen a vos, por eso entendé que mi beso es polisémico. Y me han dicho que son buenos.

martes, 5 de enero de 2010

Un gusto, señor Bayly

De ninguna manera quiero faltarle el respeto, molestar su ánimo o perturbar su pensamiento con lo que le voy a decir, creo que es necesario que lo sepa aunque apenas lo venga conociendo, al menos necesario para mí. Yo señor Bayly, me he enamorado perdidamente de usted.

Las razones son muchas y yo soy muy sincero. Un hombre atractivo pues para mí no lo es, quizás en las fotos que aparecen en las contraportadas de sus libros, pero esas fotos las tomaron hace mucho ¿no? En fin, con esto quiero decir que no es usted precisamente el protagonista de mis fantasías ni la razón por la que a veces me toco ahí abajo. No se puede uno enamorar sin desear dirá usted, yo señor Bayly no estoy de acuerdo.

Y le puedo decir el porqué, el porqué de mi convencimiento de mi amor hacia usted. Para mí ya no existe Caperucita, ya no tengo a mi amigo zorro, ya no me interesa Sancho Panza, no quiero saber nada de los asesinos Dick y Perry ni mucho menos de Dorian Grey. Ahora Lima me parece la ciudad más linda del mundo, ser un cocaínomano es normal y el periodismo si sirve, el periodismo tiene el poder de hacer a las cosas invisibles visibles, me parece maravilloso. Y todas, todas estas son en mi opinión razones válidas que justifican este enamoramiento nada visceral que tengo.

Como comprar una cajita que tiene todo lo que uno quiere ser; yo, con todo respeto me lo compré a usted. Eso sí, no quiero una esposa y un novio, aunque eso es de admirar señor.

¿Escritor light? ¡Pura mierda! Yo lo leo y me convenzo de mi humanidad. ¿Polémico? Siga, siga por favor. Yo también quiero hacer escándalo, a ver si me escuchan.

¿Si me cree que estoy enamorado? Pues claro, estaba seguro de que ya muchos otros se lo habían dicho. Pero no, no es amor de agarrar nalgas, es amor de que quiero ser peruano y votarlo a usted para presidente.

Mucho gusto señor, ¿le puedo decir Jaime?